Inicio > Noticias > ¿Y si el teniente John Pike fuera cubano?

¿Y si el teniente John Pike fuera cubano?

Por Justo Cruz

John Pike es un teniente de la policía de Davis en el Estado de California que se ha convertido en el represor contra el movimiento Occupy Wall Street más conocido del mundo. Este policía con cara de Rambo es la prueba más palpable de lo que el American Way of Live define como la libertad de expresión y la democracia a la made in USA. El mundo entero ha podido apreciar en  fotos y vídeos cómo este teniente Robocop esparce gas pimienta en los ojos a estudiantes de la Universidad de California con toda la tranquilidad del mundo. Estos estudiantes se encuentran en el campus de su Universidad en una manifestación de apoyo al movimiento Occupy Wall Street.

Ahora imaginemos esta macabra escena en La Habana y hagámonos la pregunta, ¿qué hubiera pasado si el teniente John Pike envés de ser un teniente de la policía de California, fuera un teniente de la policía de La Habana? ¿Qué pasaría si esas horripilantes escenas que vemos a diario donde los policías antimotines norteamericanos arremeten con toda brutalidad contra los manifestantes del movimiento Occupy Wall Street en vez de ser en los Estados Unidos fueran en Cuba?

Si Pike, en vez de ser un policía norteamericano fuera un policía cubano y los manifestantes de Occupy Wall Street las “Damas de Verde” (disculpe, quise decir las Damas de Blanco), entonces otro gallo cantaría.  Comenzarían las injurias contra Cuba y las arengas sobre los derechos humanos y la libertad de expresión.  Diarios como El País de España o el Süddeutscher Zeitung de Alemania publicarían la escena en la primera plana.  Las campañas mediáticas para desacreditar a Cuba y a la Revolución no se harían esperar y nuestra indigna bloguera “rebelde”, Yoani, con toda seguridad les dedicaría uno de sus perjuiciosos artículos. Los grandes medios comenzarían a reportar sobre la brutalidad de la policía cubana y Fidel y Raúl Castro por supuesto fueran los culpables.  Algunos políticos europeos comenzarían a hablar de sanciones y de posiciones comunes mientras que Obama exigiría del gobierno de La Habana que respetara el derecho de los cubanos a manifestarse.

Pero no, esta escena no es en Cuba, esta escena es en los Estados Unidos de América y por eso aunque la veamos en los titulares de los grandes medios pasará inadvertida porque ese país como es el más poderoso del planeta lo puede todo. Ellos pueden hacer y deshacer a sus antojos y el teniente John Pike lo sabe. Él sabe que se puede dar el lujo de repetir esa escena cada vez que le venga en gana, porque él es como Rambo, inmortal y él sabe que la Casa Blanca lo respalda y como los de la Casa Blanca mandan en el mundo, él y sus colegas antimotines están a salvo de toda condena.

Esta es la triste realidad que nos ha tocado vivir desde que esos fanfarrones de Norteamérica se han apoderado del universo.  Nuestra triste y cruda realidad. Parece una pesadilla pero es la triste realidad de un mundo donde las guerras y el terrorismo vuelven a estar a la orden del día como la cosa más normal del mundo.

El país más poderoso del planeta  engaña al mundo entero, lo manipula, lo corrompe, lo engatusa, lo pervierte, contamina el medio ambiente como ningún otro país, mantiene a personas inocentes en sus cárceles, aplica la pena de muerte a cientos de asesinos pero también a cientos de inocentes, viola el espacio aéreo y la soberanía nacional de otras naciones  incluyendo la de sus marionetas, invade a naciones soberanas, no respeta a los amigos y sataniza a sus enemigos, lanza bombas y cohetes “inteligentes” donde y cuando le venga en gana, asesina a presidentes elegidos constitucionalmente, crea y protege  terroristas, origina crisis económicas, inventa enemigos para crear guerras y apoderarse de los recursos naturales de  otras naciones, convierte a mercenarios en rebelde y guerras civiles en  revoluciones. Ellos pueden ser los más grandes exportadores de armas del mundo y al mismo tiempo prohibir a otros países el derecho de crear su propio sistema de defensa para así destruirlos con más facilidad. Pueden además darse “el lujo” de haber sido el único país del mundo que ha arrojado bombas atómicas contra pueblos indefensos y al mismo tiempo decidir que país puede desarrollar o no su energía atómica con fines pacíficos mientras que ellos perfeccionan sus armas de destrucción masiva, incluidas las atómicas.

Y cuando una organización internacional como la UNESCO decide romper con los dictados de estos delincuentes disfrazados de demócrata entonces como represalias y para dar un escarmiento deciden castigar a la humanidad privándola de los presupuestos que tanto necesita. ¿Cómo se le puede ocurrir a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y  la Cultura desafiar a los Estados Unidos de Norteamérica y  a su eterno socio Israel reconociendo  al  Estado Palestino como miembro pleno?

La humanidad debe saber que tanto John Pike como los Guerreros Hijos de Israel son intocables, y ellos lo saben. Ellos podrán seguir cometiendo sus desmanes impunemente. John Pike podrá seguir roceando gas pimienta a los manifestantes de Ocupa Wall Street y los guerreros de Israel podrán seguir sembrando el terror contra el sufrido pueblo palestino porque el Imperio los ampara y ellos son los que dictan y mandan y nosotros estamos ahí para acatar sus barbaridades por muy nefastas e impúdicas que estas sean.

¡God bless America y a las barbaridades que cometen!

A modo de aclaración: Cuando me refiero a Israel en mi artículo hablo de sus guerreros sionistas. Hacia el sufrido pueblo de Israel mis má sincero respeto, ellos también han sufrido como el pueblo palestino y el pueblo cubano  bajo los efectos de políticas y políticos detestables.

*Justo Cruz cubano residente en Alemania y Coordinador de Cuba Si .

(Tomado de La pupila insomne)

Anuncios
  1. diciembre 3, 2011 en 12:14 am

    Lo que cualquiera que tenga un poco de capacidad de razonamiento se preguntaria es que de donde se nutre de información la ofensiva revolucionaria para hacerle frente al terrorismo mediatico del imperialismo si no es de otro lugar que de lo que sus propios medios informan. O sea, que los medios burgueses del capitalismo -incluyendo a wikileaks, cual obviamente es una empresa capitalista que se dedica a vender escandalos, grupos que son muy comunes en el mundo occidental-, son los que sacan al aire y al conocimiento publico todo lo que pueda ser noticia, desde un policia regando con spray pimienta a unos manifestantes, hasta a un soldado metiendole un bayonetazo por la barriga a una mujer con ocho meses de embarazo. De manera que lo que nosotros hacemos es valernos de las debilidades burguesas en cuanto a despretigiarse ella misma, para asi hacerle un frente de batalla. La realidad es que no creeria equivocarme si dijera que más del 99% de la informacion que nosotros tenemos sobre las cosas que suceden en el capitalismo no son otras que informaciones facilitadas por ellos mismos; de ahí que les sea tan dificil a las personas que tienen un poco de capacidad para razonar el convencerse de que en el capitalismo se oculta la verdad. De veras pienso que hemos de cambiar la estrategia por unas formas más realistas y menos hipocritas de atacar al enemigo.

    • enero 14, 2012 en 2:41 pm

      Ampliando mi comentario de arriba:
      Lo que cualquiera que tenga un poco de capacidad de razonamiento se preguntaría es que de donde se nutre de información la ofensiva revolucionaria para hacerle frente al terrorismo mediático del imperialismo si no es de otro lugar que de lo que sus propios medios informan. O sea, que los medios burgueses del capitalismo -incluyendo a wikileaks, cual obviamente es una empresa capitalista que se dedica a vender escándalos, grupos que son muy comunes en el mundo occidental-, son los que sacan al aire y al conocimiento publico todo lo que pueda ser noticia, desde un policía regando con spray pimienta a unos manifestantes, hasta a un soldado metiéndole un bayonetazo por la barriga a una mujer con ocho meses de embarazo. De manera que lo que nosotros hacemos es valernos de las debilidades burguesas en cuanto a desprestigiarse ella misma, para así hacerle un frente de batalla. La realidad es que no creería equivocarme si dijera que más del 99% de la información que nosotros tenemos sobre las cosas que suceden en el capitalismo no son otras que informaciones facilitadas por ellos mismos; de ahí que les sea tan difícil a las personas que tienen un poco de capacidad para razonar el convencerse de que en el capitalismo se ocultan los hechos. Muy bien es cierto que a unos gobiernos ó empresas capitalistas no les interese revelar ciertas verdades, o sea, que ellos mismos no se fusilarían revelando cosas que pudieran desprestigiarlos, afectarlos política ó económicamente. Pero si alguien los denuncia, sea por traición, por oportunismo ó por lo que sea (como el caso –entre otros miles- del títere presidente de Afganistán, Hamid Karzai, quien siempre está denunciando los crímenes de las fuerzas de la OTAN en ese país; el mismo que ahora está enojado por las imagenes de unos soldados norteamericanos meandose encima de los cadáveres de unos supuestos talibanes muertos en acción; noticia que ha sido ampliamente publicada y divulgada por la prensa y demás medios capitalitas burgueses), sencillamente nada puede parar que la información coja curso, así como se denunció la masacre de My Lai, en Vietnam, en la que algunos soldados primero aprovecharon sexualmente a las niñas antes de ametrallarlas con sus fusiles de asalto.
      De veras pienso que hemos de cambiar la estrategia por unas formas más realistas y menos hipócritas de contraatacar al enemigo en nuestras luchas ideológicas por sobrevivir como sistema político-social. Podrá ser muy cierto que por el poder revolucionario todo se vale, pero ello tiene sus consecuencias. Así como nunca se ha podido convencer a muchos intelectuales que han sido grandes críticos y hasta enemigos jurados del sistema capitalista, de que hay menos libertades en el capitalismo que en el comunismo según lo hemos conocido, así tampoco jamás vamos a poder convencernos nosotros mismos de nuestras propias difamaciones, sean estas necesarias y justificables ó no lo sean para seguir sobreviviendo como poder que desea un mundo mejor.

  2. diciembre 5, 2011 en 1:36 pm

    Si no van a publicar alguno de mis comentarios de arriba, cuales no tienen nada que moderar, pues sencillamente no los dejen ahí, y eliminenlos todos, incluyendo este. Si yo pretendiera que esos comentarios me fueran publicados como un tema ó articulo en esta pagina, pues podria entenderlos el que se niegen. Pero el que se nieguen a publicarlos como un simple comentario, eso es como que temerle a la verdad con la misma paranoia totalitaria de los tiempos de la guerra fria, de la que Cuba y Corea del Norte aun se mantienen aferrados. Lo que yo les aviso es que con esa estrategia de mentir y de negar que alguien diga la verdad, pues podran confundir a muchos, pero no podran engañar a todo el mundo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: